Quizás nadie te lo había dicho pero el inicio para que las cosas empiecen a andar y tus sueños estén más cerca, es la confianza que tú misma debes construir y consolidar en tus habilidades, y el interés para hacerlo debe enfocarse en fortalecer dicha confianza y seguridad y de verdad creerte que eres capaz de hacerlo.

Si no tienes esta parte ganada, todo lo demás será muy difícil, y lo que generalmente pasa es que no siempre es fácil identificar cuando uno tiene problemas de aceptación o autoestima, podemos considerarnos seguros, pero pueden haber historias grises que te limiten y lo importante es reconocerlas. Muchas de ellas pueden haber sido puestas en tu cabeza por alguien más, tu figura paterna o materna, que sin querer y con sus propias historias grises sembraron cierta inseguridad en ti.

Pero si estás leyendo esto, es probable que ya te hayas dado cuenta que hay algo que sanar, y empieza a sanar la relación contigo misma, porque si tu no te eliges a ti…. nadie más lo hará, sino te quieres tú, nadie más podrá hacerlo de una manera sana y sincera, reconoce tu magia y empieza a ofrecerla al mundo de la manera más auténtica posible. Empecemos a trabajar en nosotras mismas, en invertir nuestro tiempo. nuestras ganas, para sanar, para crecer, para identificar que es aquello que nos está limitando. Este ejercicios que te voy a dejar aquí + la meditación guiada es un combo magnífico para empezar a despertar.

Ejercicio práctico: Ama a ti primero para poder amar a tu prójimo

¿Qué tienes que hacer?

Paso 1: Busca un espejo y ponte frente a él, la ideas que puedas verte completa. Cierra tus ojos. Respira profundamente. Mírate. Mira todo tu cuerpo y fíjate donde sientes tensión.

Paso 2: Observa cada parte de tu cuerpo y siente que es lo primero que te viene a la cabeza, escucha tus juicios y críticas, piensa que te dirías a ti misma, es algo positivo? , es algo negativo? que fue lo primero que pensaste?

Le dirías eso a alguien que amas?
Pensarías de esa manera sobre alguien que amas?

Paso 3:
1. Convierte ese juicio en algo positivo: Si dijiste que feo está mi cabello, di que hermoso se ve mi cabello, porque es mío… y así sucesivamente.

2. Pídele perdón a esa parte de tu cuerpo.
2.Repite TE AMO, TE RESPETO, TE ADMIRO, TE CUIDO. Dilo con emoción
3.Agradécele a cada parte de tu cuerpo por algo que hace por ti.

4. Abrázate, cruza tus brazos por detrás de tu espalda.

Repite este ejercicio cada vez que lo necesites. Además te dejo esta meditación mágica para aumentar el amor propio y la autoestima, una reprogramación subconsciente que funciona de maravilla.

Leave a Reply

5 × 4 =